Archive for septiembre, 2008

Tsunami financiero

A lo largo de las últimas semanas, cuando el Gobierno de los Estados Unidos se ha visto obligado a intervenir en el tejido financiero del país, el recuerdo de la Gran Depresión de 1929 ha estado presente. La dimensión de la crisis de aquel momento se vio trágicamente agravada por la negativa del entonces presidente americano Herbert Hoover a inyectar liquidez en el sistema, esperando que el mercado se autorregulara. Es evidente que la situación actual no puede ser comparada a la que desembocó en el desastre del 29, pero George W. Bush, que había depositado todas sus esperanzas en el ya conocido como Plan Paulson para curar la maltrecha economía estadounidense con una inyección de 700.000 millones de dólares, ha presenciado cómo la Cámara de Representantes rechazaba su proyecto de ley.

En España, la progresía aplaude las medidas del Secretario del Tesoro Henry Paulson como ejemplo de la necesidad de la intervención estatal para corregir los excesos del capitalismo voraz. Sin embargo, esta no es la posición del grueso de unos economistas norteamericanos que, con independencia de sus colores ideológicos, han realizado críticas feroces al gigantesco programa de rescate diseñado por la Administración Bush. Existe un consenso generalizado sobre lo indeseable de conceder al gobierno un poder absoluto, aunque sea de emergencia, para adquirir los activos tóxicos que desee sin estar sometido a ningún control judicial, parlamentario y administrativo. Y eso por no hablar de que el Plan Paulson, mal concebido desde su origen y que no acomete los problemas de fondo, sólo serviría para sangrar a los contribuyentes, agudizar los desequilibrios macroeconómicos, abultar el endeudamiento del sector público y disparar la inflación.

El sistema financiero estadounidense tiene serias dificultades para restaurar la confianza y la opción de nacionalizar todas las instituciones financieras con riesgo de insolvencia supondría el canto del cisne de la libertad de mercado y del modelo económico vigente. Quizá lo más atinado sería aunar intervención honesta por un lado y no socializar pérdidas generalizadamente por otro. El dilema está en dar con la fórmula mágica que permita al Estado intervenir en ayuda de su economía, pero sin conferirle poderes omnímodos, y en no dar la impresión de que merece la pena especular, ya que al final papá Estado vendrá al rescate. Difícil papeleta que, por supuesto, ni Zapatero ni Rajoy resolverán en su anunciada charla sobre asuntos económicos.

Anuncios

30 septiembre 2008 at 12:52 pm 8 comentarios

Un debate prescindible

 

El esperado primer debate televisado entre Barack Obama y John McCain resultó decepcionante. Ninguno cometió errores, pero tampoco fue capaz de pronunciar una de esas frases que mueven voto o se quedan en la cabeza de los electores. El cara a cara, que iba a versar sobre política exterior y seguridad, pronto se vio engullido por la grave crisis financiera que atraviesa Estados Unidos, pero el demócrata y el republicano, lejos de mostrar una actitud propositiva, se limitaron a subrayar los puntos débiles del adversario y a defenderse como gatos panza arriba. Ninguno de los dos parece haber sacado conclusiones útiles del maremoto de Wall Street y a juzgar por lo desvaído de sus recetas para afrontar una crisis con preocupantes implicaciones planetarias mucho me temo que costará salir del socavón más de lo previsto.

Es poco probable que este duelo sin lustre haya disipado las dudas de muchos votantes estadounidenses sobre a quién elegir el próximo 4 de noviembre. Quizá la expectativa mediática alrededor del evento fuera demasiado alta tanto para Obama como para McCain, que hilvanaron un discurso preparado de antemano, sin novedades y de una excesiva corrección política. El balance es un debate civilizado sin vencedor ni vencido en el que se contraponían dos estilos.

Por un lado, el senador por Arizona quiso presentarse como una persona de experiencia y juicio, mostrándose más cómodo que su rival al tratar la situación internacional, talón de Aquiles de quien se califica a sí mismo como el hombre del cambio y que, por el momento, tan sólo ha demostrado tener una sonrisa perfecta. En cualquier caso, uno y otro, zarandeados por la incertidumbre que vive Washington en busca de un acuerdo inmediato sobre el plan de rescate de las instituciones financieras, se jugarán su suerte en el Estados Unidos profundo, interior y rural, allí donde el aleteo de una mariposa en Central Park no provoca ni la más ligera brisa.

29 septiembre 2008 at 1:41 pm 6 comentarios

Hasta Paul Newman se muere

 

Los ojos azules más célebres de Hollywood, que nunca perdieron su brillo ni su efecto devastador a lo largo de casi cincuenta años de carrera cinematográfica, se apagaron ayer en Connecticut. La mirada penetrante, el gesto entre irónico y tierno, la guapura hecha carne, el eterno seductor, nos ha dicho adiós. Paul Newman, ese monstruo de la interpretación carismático, versátil y masculino, no ha podido ganarle la batalla al cáncer de pulmón y a los 83 años, entre los brazos de su esposa de siempre Joanne Woodward, ha emprendido rumbo hacia el cielo. Atrás quedan dos Oscar, una filmografía mítica y una vida dedicada a los más desfavorecidos.

Las pantallas de cine, huérfanas ya del azul de unos ojos que todo lo inundaban, lloran hoy su pérdida, porque saben que jamás habrá otro como él. Quienes respetamos y admiramos a Newman sentimos con su muerte que algo se nos ha roto por dentro y es entonces cuando nos vienen a la cabeza los personajes que interpretó y que nos enamoraron. Paul nos gustaba cuando reía, cuando sufría, cuando estaba desvalido, cuando era fuerte, cuando era frágil, cuando sentía miedo, cuando se llevaba a la chica, cuando la perdía, cuando era vulnerable, cuando estaba herido, cuando era más chulo que un chotis y cuando era un niño perdido. Paul gustaba siempre, ya fuera en el fracaso lúcido de su inolvidable Eddie Felson en El buscavidas o en el resignado cinismo del estafador Henry Gondorff en El golpe.

Paul era siempre genial, la cámara lo amaba y su estilo, hondo como su mirada, sobrevivirá en nuestras retinas. Arrebatadoramente guapo y magnético, este animal cinematográfico supo envejecer con dignidad y belleza, legándonos un ejemplo de saber estar y elegancia del que pocos pueden presumir. Se nos ha ido el hombre con mandíbulas de dios griego y rostro dolorosamente hermoso. Porque sí, amigos, hasta Paul Newman se muere.

28 septiembre 2008 at 2:26 pm 7 comentarios

Izas, rabizas y policoterras

 

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha presentado un paquete de medidas que pretenden brindar ayuda económica y jurídica a las prostitutas que denuncien a quienes les explotan. Me parece bien que se aprueben planes contra la trata de mujeres en situación de explotación sexual, pero ¿dedicará el Gobierno a este Plan Integral la misma financiación que deja absolutamente indefensas a muchas mujeres víctimas de la violencia doméstica? ¿Se garantizará de verdad la seguridad de las meretrices que denuncien a sus proxenetas? ¿Por qué no se habla claramente desde el Ejecutivo sobre si se debe o no regular esta actividad? Es momento de poner sobre la mesa de debate un tema, el de la regulación del oficio más antiguo del mundo, eternamente aplazado y sobre el que nadie se pone de acuerdo.

A mi entender, la legalización de la prostitución es la única manera de proteger a miles de mujeres que ven vulnerados todos los días sus derechos humanos. Además, así sería más fácil combatir a las mafias que las amenazan, extorsionan, engañan y obligan a vender su cuerpo. Creo de veras que con la legalización esta actividad se desarrollaría con las necesarias garantías sanitarias y de seguridad, lejos de la marginalidad, los círculos delictivos y la degradación que ahora la envuelve. Para ello, las prostitutas tendrían que darse de alta en la Seguridad Social, cotizar y pagar sus impuestos, como todos. Pero, como todos también, tendrían sus derechos: prestaciones por desempleo, asistencia médica y pensión de jubilación. Si echamos un vistazo fuera vemos que en Holanda es una profesión más, en Alemania es legal desde 2002 y en Grecia están obligadas a pasar exámenes médicos regulares. Pero si queremos que esto funcione en España hay que asignar recursos económicos y humanos suficientes. Por ello, le pido a la ministra Aído que se preocupe por dotar de liquidez esta nueva ocurrencia o si no pasará como con la Ley de Dependencia que, desprovista de fondos, incordia más que ayuda y no resuelve lo que busca solucionar.

En un mundo de luz y de color, lo ideal sería que las personas pudieran ganarse la vida con un buen trabajo, pero como las cosas no son así más vale ser realistas y adoptar la postura más eficaz. La prostitución mueve capitales ingentes, a la altura del tráfico de armas y drogas, y es por eso que nunca desaparecerá. Cualquier medida destinada a su erradicación es una ingenuidad, lo cual no significa renunciar a la persecución policial y judicial de los crápulas que manejan este suculento negocio con el que chulos y demás escoria viven, y muy bien además, a costa del sufrimiento ajeno.

27 septiembre 2008 at 12:32 pm 5 comentarios

A perro flaco, todo son pulgas

 

Pedro Solbes, el ministro que duerme a los auditorios, está en caída libre en los rankings de popularidad. Toda su vida ha sido un funcionario feliz, con prestigio y muy bien pagado desde que fue comisario europeo. Además, le espera una jubilación dorada. Sin embargo, al final de su carrera, tiene que apechugar con la papeleta de la crisis económica más compleja desde que tiene “uso de razón”. España alcanzará los tres millones de parados y el impasible Solbes tendrá que dar la cara y asumir todo el desgaste del batacazo financiero para salvar el culo a Zapatero, experto en salirse con la suya.

El vicepresidente económico, hombre obediente y sumiso, ha dilapidado todo su prestigio y teórica eficacia en apenas unos meses, como ya le pasara a Carlos Solchaga con González en La Moncloa durante la crisis de los noventa. Ahora millones de españoles esperamos de Solbes más de lo que seguramente puede dar, inmerso como está en una discusión casi permanente con el resto del Gobierno por los gastos de 2009. ZP pensaba que el ministro de Economía iba a ser un escudo impenetrable contra la crisis financiera internacional, pero ha descubierto que el hombre tranquilo es de carne y hueso, que no es un mago y que ahora hay que rendir cuentas a la ciudadanía de los desaguisados. La evolución de los acontecimientos, desesperante para quienes han pasado a engrosar las listas del paro o para quienes no son capaces de convencer al director de su sucursal bancaria para que les dé un pequeño préstamo, determina que a este Gobierno se le ha atragantado una crisis que “nunca negamos”, como afirmó un grotesco Solbes días atrás ante la carcajada estruendosa de un Congreso de los Diputados casi desierto.

Rememorando el archifamoso debate televisivo con Manuel Pizarro he llegado al convencimiento moral de que el ministro mintió con desfachatez a todos los españoles. ¿Por qué lo hizo? Porque estábamos a las puertas de unas elecciones generales que había que ganar a toda costa. El pueblo español, que de bueno llega a ser tonto, acreditó una vez más su falta de reflejos para reaccionar con prontitud y se tragó el sapo. Pero lo peor es que la sociedad sigue en coma.

26 septiembre 2008 at 1:19 pm 4 comentarios

Dilema democrático

 

Los golpes demoledores contra las FARC, la liberación de Ingrid Betancourt, la muerte del terrorista Raúl Reyes, el descenso de los homicidios y de los secuestros, el saneamiento de las finanzas públicas, la reactivación de la economía y el restablecimiento de la confianza entre los inversores, llevan la firma de un Álvaro Uribe cuya gestión goza del respaldo de más del 80% de la población. Sin embargo, el presidente de Colombia afronta los dos años de mandato que le restan con algunas incógnitas de gran importancia para el país. En primer lugar, cómo enfrentarse a la situación económica local que, después del acelerado crecimiento de los últimos tiempos, se prepara para la subida de la inflación, la desigualdad en la distribución de la riqueza y una tasa de paro disparada.

Y en segundo lugar, otra prioridad de Uribe será la restauración de relaciones con Ecuador, Venezuela y Nicaragua, países ideológicamente extremistas contrarios a su labor presidencial. Mientras esto sucede, surge el debate de si el presidente se presentará para un tercer mandato, posibilidad que obligaría a redefinir las reglas del juego democrático vía reforma constitucional. Es así como surgen voces de aceptación y rechazo a una nueva reelección que coartaría la sana y necesaria alternancia en el poder.

Y es que en la era Uribe no todo son luces. El acentuado presidencialismo ha debilitado a los partidos políticos, desdibujado la división de poderes, minado la fortaleza de las instituciones, vaciado de poderes al Congreso y alimentado el clientelismo, lo que impide la plena consolidación democrática. Los logros de Uribe, evidentes, no deberían eclipsar aspectos esenciales para la supervivencia, legitimidad y salud de un régimen democrático.

25 septiembre 2008 at 11:45 am 9 comentarios

Podredumbre institucional

 

Ante el dominio avasallador de la crisis económica y el recrudecimiento de la ofensiva etarra, informes como el elaborado por el Círculo de Empresarios sobre la baja calidad de las instituciones españolas pasan absolutamente desapercibidos en la vorágine del día a día. La organización empresarial que preside Claudio Boada acostumbra a poner el dedo en la llaga, por más que escueza al poder político. Es cierto que el estudio no descubre la pólvora, pero su valor reside en llamar a las cosas por su nombre sin concesiones de cara a la galería.

En nuestros treinta años de vida democrática hemos creado un monstruo institucional que, manejado a su antojo por los partidos políticos, amenaza nuestra credibilidad. Mientras órganos institucionales como el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial sigan politizados los ciudadanos jamás recuperarán la confianza en la Justicia. El desparpajo en el reparto de las cuotas es descarado, obsceno, casi pornográfico.

El ejemplo más claro lo encontramos en el perfil partidista de algunos de los vocales del CGPJ pactados por PSOE y PP, que han fracasado en su intento de configurar un órgano de gobierno de los jueces independiente de la partitocracia imperante. Es así que los elegidos, olvidando que se deben a sus gobernados, se plegarán a los deseos de sus nombradores, porque aquí lo que prima es la militancia y no el conocimiento ni la experiencia. Con estos mimbres, la construcción de una democracia real, cívica y auténtica es la gran apuesta pendiente.

24 septiembre 2008 at 12:50 pm 8 comentarios

Entradas antiguas


EL HOMBRE QUE MIRA

Contemplo el espectáculo de la vida con estupor. Soy un rostro entre la multitud, uno de tantos. Me gusta reflexionar sobre política y actualidad, aunque sea desde la altura de mi orinal y con más voluntad que sabiduría. Pese a todo, no me resigno y opino. ¿Y tú? Espero que también.

Calendario

septiembre 2008
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Contra las 65 horas

Archivo de artículos

De dónde me visitan

En línea

hit counters
El hombre que mira quiere ser un blog de conocimiento mutuo de realidades cotidianas que aporten algo al cerebro y al alma de cada persona. Siempre se velará porque sus contenidos sean los más periodísticos posibles, pero como va a dar cabida a gente que no es periodista, también se van a admitir comentar experiencias personales...

true information

Participantes de el hombre que mira

Top Clicks

  • Ninguna

Flickr Photos

Blog Stats

  • 112,649 hits

información y opinión

General información

Feeds

Categorías

Entradas recientes