Tsunami financiero

30 septiembre 2008 at 12:52 pm 8 comentarios

A lo largo de las últimas semanas, cuando el Gobierno de los Estados Unidos se ha visto obligado a intervenir en el tejido financiero del país, el recuerdo de la Gran Depresión de 1929 ha estado presente. La dimensión de la crisis de aquel momento se vio trágicamente agravada por la negativa del entonces presidente americano Herbert Hoover a inyectar liquidez en el sistema, esperando que el mercado se autorregulara. Es evidente que la situación actual no puede ser comparada a la que desembocó en el desastre del 29, pero George W. Bush, que había depositado todas sus esperanzas en el ya conocido como Plan Paulson para curar la maltrecha economía estadounidense con una inyección de 700.000 millones de dólares, ha presenciado cómo la Cámara de Representantes rechazaba su proyecto de ley.

En España, la progresía aplaude las medidas del Secretario del Tesoro Henry Paulson como ejemplo de la necesidad de la intervención estatal para corregir los excesos del capitalismo voraz. Sin embargo, esta no es la posición del grueso de unos economistas norteamericanos que, con independencia de sus colores ideológicos, han realizado críticas feroces al gigantesco programa de rescate diseñado por la Administración Bush. Existe un consenso generalizado sobre lo indeseable de conceder al gobierno un poder absoluto, aunque sea de emergencia, para adquirir los activos tóxicos que desee sin estar sometido a ningún control judicial, parlamentario y administrativo. Y eso por no hablar de que el Plan Paulson, mal concebido desde su origen y que no acomete los problemas de fondo, sólo serviría para sangrar a los contribuyentes, agudizar los desequilibrios macroeconómicos, abultar el endeudamiento del sector público y disparar la inflación.

El sistema financiero estadounidense tiene serias dificultades para restaurar la confianza y la opción de nacionalizar todas las instituciones financieras con riesgo de insolvencia supondría el canto del cisne de la libertad de mercado y del modelo económico vigente. Quizá lo más atinado sería aunar intervención honesta por un lado y no socializar pérdidas generalizadamente por otro. El dilema está en dar con la fórmula mágica que permita al Estado intervenir en ayuda de su economía, pero sin conferirle poderes omnímodos, y en no dar la impresión de que merece la pena especular, ya que al final papá Estado vendrá al rescate. Difícil papeleta que, por supuesto, ni Zapatero ni Rajoy resolverán en su anunciada charla sobre asuntos económicos.

Anuncios

Entry filed under: General.

Un debate prescindible Entereza y dignidad

8 comentarios Add your own

  • 1. Fernando Solera  |  30 septiembre 2008 en 1:30 pm

    Tú viste ese estupendo documental titulado “El dinero es deuda”, Domingo. En él te explicaban, de una manera pormenorizada, que los bancos juegan con dinero que realmente NO EXISTE. Es decir, en el planeta desde hace décadas se está jugando con dinero virtual, pero las deudas, amigo mío, hay que pagarlas REALMENTE.

    En cualquier caso el plan saldrá adelante, ya lo verás, aunque sólo servirá para que la banca nunca pierda, como siempre.

  • 2. Julio Andradas  |  30 septiembre 2008 en 1:52 pm

    El plan de rescate de la Casa Blanca no va a solucionar en absoluto la crisis que vivimos,sino que sólo va a ganar tiempo,parchear, y aplazar un desenlace obligatorio que no es otro que la depuración del propio mercado.
    Eso,sin contar, que el coste de esta operación la pagan los contribuyentes, y que es una intromisión inaceptable del estado en una economía de libre mercado.

  • 3. Dorian  |  30 septiembre 2008 en 1:59 pm

    Y en estas pasaba “el resto del mundo” (países que jugaron al “subprainmismo”) por allí y se jodió el pastel. Las pintas calvas.

    Por cierto, aprovechando el primer comentario y la explosión de la “macroburbuja” económica, una pregunta; ¿Os han ofrecido jugar a “La Burbuja”? Esta de a píe que se hace de manera clandestina. Pones X dinero y traes a X personas que también a su vez pondrán X dinero y traerán a X personas. Esperas un tiempo prudencial (de uno a tres meses generalmente), el que te indique el gestor de la misma y pasado el susodicho, “Voilà”, recibes de cuatro a ocho veces la cantidad que habías puesto en un principio. Si pones 1000, recibes 4000. Si pones 2500, 20000. Si pones 10000, 80000. Hablo de euros.

    ¡Muy bonito!, ¿verdad? Pero claro, como todo en la vida, existe trampa y cartón. Mientras el sistema ruede todo perfecto, los que van entrando van poniendo el dinero de los que están por salir (los que les toca cobrar). El problema surge cuando “la burbuja” se para por la razón que sea, los que estén entrando en ese momento se quedan sin nada. Sé de reuniones en hoteles y restaurante donde, segun me han contado, habían colas. Y es que en épocas de crisis, parece que todo vale.

    En mi caso, prefiero currar mucho y gastar poco.

  • 4. celialor  |  30 septiembre 2008 en 4:21 pm

    Lo de que Zp y Rajoy no lo van a arreglar con su charla tenlo claro, de todos modos llevo tiempo haciendome una pregunta si se ayuda a los bancos con el dinero del contribuyente como se supone que vamos a pagarles si no tenemos??

  • 5. celialor  |  30 septiembre 2008 en 4:37 pm

    Ahhh por cierto he estado desconectadilla, problemillas de salud, pero espero ponerme al día en breve. Bicosss.

  • 6. luferura  |  30 septiembre 2008 en 8:36 pm

    En mi muy modesta opinión esta plan va contra el espíritu americano (en realidad contra un espíritu medianamente normal) ya que consiste en premiar a los que han hecho mal sus deberes. Puestos a inyectar dinero, hay que invertirlo para aliviar a las víctimas de las crisis y no a los causantes, Obras públicas y programas nacionales para sanear la economía de los trabajadores. Pero no ayudar a entidades que han concedido préstamos impagables y han ahogado a sus clientes.

    Un abrazo

  • 7. Armando Alonso  |  30 septiembre 2008 en 10:43 pm

    No soy precisamente un entusiasta de los USA, y menos de su sistema financiero ultraliberal. Nunca he comulgado con la “banca celestial”, es decir, los bancos de inversiones, porque no han sido mas que unos tramposos prestidigitadores, que han utilizado la codicia de unos y la inocencia de otros, para forrarse (sobre todos sus más altos ejecutivos).
    Pero dicho esto, en este momento admiro el coraje de los congresistas americanos, sean del partido que sean, que, a mi juicio, han antepuesto sus compromisos con sus representados, a las directrices de sus dirigentes. Allá no ha pasado como aquí, que cada uno sabe de antemano qué botón tienen que apretar, de acuerdo con las instrucciones de su “líder”. Los congresistas americanos, al menos aparentemente, han votado de acuerdo con sus principios y compromisos electorales.
    Otra cosa diferente es que la solución de los 700.000 millones fuera la buena. A mí personalmente, tampoco me lo parece.
    Un abrazo.

  • 8. Ángela Paloma  |  30 septiembre 2008 en 11:49 pm

    Mi queridísimo Domingo:

    Me ha costado especialmente este artículo. Creo que es por el cansancio acumulado y también porque mañana estaré vacía… sobre todo de noticias políticas…

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


EL HOMBRE QUE MIRA

Contemplo el espectáculo de la vida con estupor. Soy un rostro entre la multitud, uno de tantos. Me gusta reflexionar sobre política y actualidad, aunque sea desde la altura de mi orinal y con más voluntad que sabiduría. Pese a todo, no me resigno y opino. ¿Y tú? Espero que también.

Calendario

septiembre 2008
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Contra las 65 horas

Archivo de artículos

De dónde me visitan

En línea

hit counters
El hombre que mira quiere ser un blog de conocimiento mutuo de realidades cotidianas que aporten algo al cerebro y al alma de cada persona. Siempre se velará porque sus contenidos sean los más periodísticos posibles, pero como va a dar cabida a gente que no es periodista, también se van a admitir comentar experiencias personales...

true information

Participantes de el hombre que mira

Top Clicks

  • Ninguna

Flickr Photos

Blog Stats

  • 112,584 hits

información y opinión

General información

Feeds

Categorías

Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: