Archive for noviembre, 2008

Infarto en el corazón del chavismo

Aceptar las derrotas y felicitar al vencedor, como hizo John McCain con Barack Obama, forma parte del juego democrático, pero Hugo Chávez está muy lejos de ser un auténtico demócrata y de ahí que haya minimizado las simbólicas victorias de la oposición en Caracas y en los Estados más poblados de Venezuela en las elecciones regionales y municipales. Su estilo repugna de las buenas maneras y aunque se haya enorgullecido de ganar en la mayoría de los territorios, no puede rebatir el hecho incuestionable de que la masa opositora se ha hecho fuerte en el corazón mismo del chavismo. Y ahora, iracundo como un animal herido, amenaza con estrangular financieramente a las regiones “díscolas”, abrir un proceso penal contra los líderes opositores y cerrar los medios de comunicación críticos con el oficialismo.

No hay mejor muestra del carácter antidemocrático de un Gobierno que el afán de silenciar a aquellos que no hablan a su favor, que la obsesión por destruir a las voces discrepantes y la intención de castigar a quienes no acatan el pensamiento único. Afortunadamente, la oposición venezolana va ganando terreno al rumbo totalitario que el país está tomando bajo el caudillaje de Chávez, cuya ira mal disimulada lo retrata de cuerpo entero, como el tirano impenitente que es. Si Venezuela no camina hacia un nuevo mapa político alejado de la confrontación que ha polarizado a la sociedad, la convivencia ciudadana sufrirá un grave deterioro.

La oposición tiene por delante grandes retos: construir un proyecto político alternativo, interpretar las demandas de este momento histórico, reconocer las necesidades prioritarias del pueblo y crear un discurso integrador. El futuro del país dependerá en buena medida de que todos los protagonistas sepan trascender el momento electoral para, sin triunfalismos, aglutinar los diversos liderazgos y poner las bases de una gestión pública eficiente y honesta.

Domingo Puerta Sánchez

30 noviembre 2008 at 1:10 pm 6 comentarios

¡Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros!

La frase se atribuye a Pío Cabanillas padre en la época de UCD e ilustra a la perfección la explosión anti Rajoy en que se convirtió la convención de Nuevas Generaciones del PP celebrada el pasado fin de semana en Madrid. Resulta que José María Aznar acusó al gallego, ante la juventud pepera, de salir a empatar o a heredar, que son, a su juicio, dos formas de perder las batallas electorales. El ex presidente del Gobierno, que tiene mucho tiempo libre a pesar de Georgetown y FAES, practica la descortesía de querer que su heredero siga al pie de la letra su manual de instrucciones.

Aznar piensa que aún está en La Moncloa y no ha sabido apartarse dignamente de los focos. Se sabe la vaca sagrada del PP y el único que en los treinta años de democracia ha conseguido llevar el partido a lo más alto y conseguir una mayoría absoluta. Una hazaña que hoy parece fuera del alcance de un Mariano Rajoy que, con España al borde de la recesión y un Zapatero que retrocede en las encuestas, sigue sin despegar. Aznar, cuestionando abiertamente la labor de oposición ejercida por su sucesor, parece admitir con ello que se equivocó de hombre. Fue él mismo quien le sentó en el trono y se siente culpable, aunque su alta autoestima le impida reconocerlo.

Hace cinco años Rajoy tenía el perfil del candidato ideal: dialogante, buen gestor y con capacidad de alcanzar acuerdos. Todo hubiera salido perfecto en una transición del poder sin sobresaltos, pero entonces llegó la tragedia del 11-M y todos los planes se vinieron abajo. La que se está librando no es una batalla ideológica, sino una guerra a muerte por el poder. Aznar lo dejó muy claro en su mensaje. “No se trata de empatar ni de heredar, sino de ganar”. Así de simple y de crudo. En política se está para ganar, no para defender valores o principios. Ya lo sospechábamos.

Domingo Puerta Sánchez

29 noviembre 2008 at 1:50 pm 8 comentarios

Más vidas que un gato

Los atentados de autoría islamista que sacudieron Bombay el miércoles se han cobrado la vida de más de 150 personas. La normalidad aún no ha vuelto y el caos se tropieza en cada esquina. Las siete explosiones sincronizadas reivindicadas por Deccan Muyahidín, una organización terrorista que denuncia “la opresión que sufren los musulmanes” en India, han sumido en la desazón a la capital económica del subcontinente asiático.

Esperanza Aguirre, al hallarse en viaje oficial en India y verse sorprendida en su propio hotel por un tiroteo, ha sido testigo de excepción del infierno desencadenado en Bombay. Descalza y pisando charcos de sangre, la presidenta de la Comunidad de Madrid agotó la segunda de sus siete vidas. La primera la perdió en aquel helicóptero estrellado en Móstoles, pero todavía le quedan cinco más. Eran las nueve de la noche cuando Aguirre entraba, con un séquito de ayudantes y empresarios españoles, en el vestíbulo principal del emblemático hotel Oberoi. Al instante se escucharon ruidos como de cristales rotos y una ensalada de tiros se apoderó del recinto. La delegación madrileña, ciega del horror, se disgregó en medio del tumulto. Aguirre fue empujada hacia las cocinas del hotel y desde allí, por una puerta trasera, consiguieron evacuarla en coche en dirección hacia el aeropuerto. Las calles de Bombay, con hoteles, restaurantes y hospitales destrozados, se encontraban taponadas por gigantescos atascos y el temor a nuevos ataques de Al Qaeda llevó el desasosiego hasta límites difícilmente soportables. Como suele suceder en estos casos, Aguirre no fue consciente de la gravedad de lo sucedido hasta que, una vez en el avión, fue informada de la magnitud de los disturbios.

Llama poderosamente la atención la falta de seguridad que altas personalidades de la política padecen en este tipo de viajes. Los protocolos de seguridad brillaron por su ausencia y aquello se convirtió en un “sálvese quien pueda” mayúsculo. La presidenta ya está a salvo en Madrid, pero India queda en llamas y al borde de un enfrentamiento bélico con Pakistán por la posesión de Cachemira, disputa fronteriza que según el primer ministro indio, Manmohan Singh, está detrás de los ataques terroristas de hace dos días. Indios y pakistaníes ya han ido tres veces a la guerra por este motivo y puede haber una cuarta, así que menos Alianza de Civilizaciones y más alianza entre civilizados, que falta nos hace.

Domingo Puerta Sánchez

28 noviembre 2008 at 3:27 pm 10 comentarios

Camorra

Nápoles se asocia con la pizza, el Vesubio y la bandurria, pero también con la Camorra. Desde que el escritor Roberto Saviano publicase su libro titulado Gomorra, donde traza un crudísimo retrato de la mafia napolitana, se han vendido dos millones de ejemplares y el cine ha realizado una adaptación con el mismo título que se estrenó en España el pasado 14 de noviembre. La película toma cinco de los episodios más impactantes del libro para componer una obra desasosegante y estremecedora, describiendo las atroces formas de actuar de la Camorra. Y su verismo es tal que se aleja de los estereotipos mafiosos creados por el mundo del celuloide.

Gomorra no tiene nada que ver con El padrino, Uno de los nuestros o El precio del poder, que retratan de forma idealizada y empática el crimen organizado. La mitología y épica difundidas por los medios de comunicación de masas no tienen eco en la película de Matteo Garrone, empeñado en desmitificar a los delincuentes. Por su parte Saviano, sin alzar una pistola ni disputarse con ellos un solo territorio, se ha convertido con su denuncia en el enemigo número uno de la Camorra, cuyas actividades ilícitas y tejemanejes se detallan con pelos y señales en el polémico libro.

La Camorra es parte de la cotidianeidad de los napolitanos, que sienten su presencia y se tropiezan con ella cada día, aceptando sus reglas sin osar levantar la voz. La ley de la calle, la ley del silencio y la ley del más fuerte son las únicas leyes que rigen en el far west napolitano. Y por terrible que pueda parecer, su poder de emulación es muy fuerte y muchos jóvenes anhelan entrar en ese engranaje infernal para superar su mísero y desesperanzado futuro, mientras el Estado italiano, de mierda hasta el cuello, hace la vista gorda.

Domingo Puerta Sánchez

27 noviembre 2008 at 1:03 am 4 comentarios

Hijos de Put…in

La petrolera rusa Lukoil quiere hacerse con Repsol. Y desde el Gobierno hemos asistido a un rosario de despropósitos y declaraciones contradictorias que dicen muy poco de la coherencia de sus planteamientos y la seriedad de su gestión. Cuando se conoció la noticia, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Diego López Garrido, y el ex presidente Felipe González, se pronunciaron absolutamente en contra de la venta. Sin embargo, a las pocas horas el que tomó la palabra fue el mismísimo José Luis Rodríguez Zapatero para dar luz verde a la operación.

En principio nada cabe oponer al deseo de una empresa privada extranjera de invertir en una española. En primer lugar porque es una decisión de sus legítimos dueños, que son los accionistas, y en segundo lugar porque, afortunadamente, vivimos en una economía abierta, global y sin fronteras. No obstante, sería aventurado asegurar que no hay ningún problema, ya que Lukoil es una empresa privada, sí, pero Rusia apenas es un Estado de Derecho con normas fijas y predecibles. El poder del Kremlin es absoluto y está detrás de todo. Es inconcebible que una gran empresa petrolera sea independiente del Gobierno ruso, que con Putin en la sombra se ha autoconcedido carta de legitimación para perpetrar cualquier atropello que se le antoje. Además es un Gobierno que considera la energía como instrumento de chantaje dentro del complicado tablero geopolítico. No estamos hablando de un asunto menor. Se trata de una cuestión estratégica, incluso de supervivencia energética nacional.

La actitud de la Moncloa ante el asunto Lukoil-Repsol obedece al nulo sentido de interés nacional que ha demostrado Zapatero desde que llegó al poder. Cualquier gran país occidental de nuestro entorno saldría a defender con uñas y dientes lo que es suyo, o ¿acaso alguien se imagina a Francia malvendiendo Total, a Reino Unido cediendo el control sobre BP o a Alemania desprendiéndose alegremente de E.On? Sólo a estos socialistas se les ocurre echar mano del principio de la libertad de mercado para evitar el naufragio de Sacyr en pago a los servicios prestados cuando la constructora de Luis del Rivero, bajo el consentimiento gubernamental, trató de mover la silla sin éxito a Francisco González, presidente del BBVA. Unos auténticos hijos de Put…in, lo que yo les diga.

Domingo Puerta Sánchez

26 noviembre 2008 at 1:20 pm 3 comentarios

Compuesta y sin placa

El episodio registrado en el Congreso a propósito de la placa de quita y pon en memoria de la Madre Maravillas es digno de archivarse en los anales de los espectáculos bochornosos. Lo preocupante no es que la izquierda persista en su rancio anticlericalismo, sino que trate de adulterar el consenso constitucional con el objetivo de sustituir la aconfesionalidad del Estado por un laicismo radical que ignora y desprecia el hecho religioso. Para el PSOE, el artículo 16 de la Constitución, ese donde se estipula que el Estado no tiene confesión alguna, pero valora las creencias religiosas de los españoles hasta el punto de ordenar que se mantengan relaciones de cooperación con todas las confesiones, en especial con la Iglesia Católica, es papel mojado.

Sobre esta polémica sobrevuela una interpretación sesgada del texto constitucional que pone en riesgo la convivencia ciudadana y alimenta el sectarismo y el déficit democrático de este Gobierno. Tengo para mí que si Maravillas hubiera sido lesbiana, obrera o musulmana, o todas esas cosas a la vez, seguramente hoy tendría su placa conmemorativa, pero su gran pecado fue ser católica y es así que su candidatura ha sido discriminada aun antes de someter a debate sus méritos. Vaya por delante que yo soy ateo y que ni tan siquiera estoy bautizado, pero a mí no se me ocurriría legislar contra la inmensa mayoría de los ciudadanos (más del 80% de la población española) ni negar las raíces cristianas que configuran la identidad colectiva de España. Desterrar el fenómeno religioso es como querer tapar el sol con el pulgar, un imposible.

Lo único que va a quedar de este penúltimo rifirrafe parlamentario entre izquierda y derecha es la trasnochada cristianofobia de unos cuantos, el felpudismo de muchos ante el jefe y la absurda discusión pasada de moda de siempre. Pero viendo el panorama que nos rodea, con la chorrada instaurada como verdad, casi es de agradecer que hayan dejado a la santa sin placa. Nos hallamos ante una decadencia planificada desde un poder que nos exige mansedumbre y pasividad y nos permite, como mucho, una crítica ramplona y fácil. Es por eso que la carmelita descalza puede alegrarse de que ninguna placa la recuerde en este país de estulticia, corrupción intelectual y mecánica partidista. Es el mejor de los homenajes posibles.

Domingo Puerta Sánchez

25 noviembre 2008 at 1:49 pm 7 comentarios

¡Che, qué maravicha!

Más que una pista de tenis, el estadio Islas Malvinas de Mar del Plata parecía ayer, durante la final de la Copa Davis, una taberna. Pero ni el excesivo entusiasmo de los hinchas locales ni la presión de jugar fuera de casa fueron suficientes para amedrentar a Fernando Verdasco, que se fue creciendo conforme avanzaba el choque contra el argentino José Acasuso.

La excepcional actuación del niño bonito del tenis consiguió para España la tercera Ensaladera de nuestra historia. Los españoles, con la baja del número uno del mundo Rafa Nadal, llegaron a tierras argentinas con la etiqueta de “no favoritos”, pero desde el primer momento mostraron sus ganas de hacerlo bien y dar una alegría a la afición.

Verdasco fue capaz de sobreponerse a un ambiente infernal, soportando los insultos de una grada infestada de bocazas. El madrileño dió una lección de tenis cuando más falta hacía. Los chicos de Emilio Sánchez Vicario cortaron orejas y rabo, dieron la vuelta al coso y salieron por la puerta grande. Esta sí es la Armada Invencible y no la de Felipe II.

Domingo Puerta Sánchez

24 noviembre 2008 at 2:33 pm 6 comentarios

Entradas antiguas


EL HOMBRE QUE MIRA

Contemplo el espectáculo de la vida con estupor. Soy un rostro entre la multitud, uno de tantos. Me gusta reflexionar sobre política y actualidad, aunque sea desde la altura de mi orinal y con más voluntad que sabiduría. Pese a todo, no me resigno y opino. ¿Y tú? Espero que también.

Calendario

noviembre 2008
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Contra las 65 horas

Archivo de artículos

De dónde me visitan

En línea

hit counters
El hombre que mira quiere ser un blog de conocimiento mutuo de realidades cotidianas que aporten algo al cerebro y al alma de cada persona. Siempre se velará porque sus contenidos sean los más periodísticos posibles, pero como va a dar cabida a gente que no es periodista, también se van a admitir comentar experiencias personales...

true information

Participantes de el hombre que mira

Flickr Photos

Más fotos

Blog Stats

  • 112,287 hits

información y opinión

General información

Feeds

Categorías

Entradas recientes